Profesor Sr. Carlos Künsemüller Loebenfelder, deja el Poder Judicial.

Su labor de juez y académico.

El ministro de la Corte Suprema. Sr. Carlos Guillermo Künsemüller Loebenfelder, dejó el viernes 12 de febrero de 2021, el Poder Judicial, tras casi 14 años como integrante de la Segunda Sala Penal, al cumplir el límite de edad para ejercer su cargo.

El ministro Künsemüller juró como integrante del máximo tribunal el 12 de septiembre de 2007, en uno de los cupos reservados para destacados abogados externos a la judicatura. Previo a asumir el cargo, ejerció de manera libre la profesión desde 1970.

En el ámbito académico, el ministro Künsemüller dictó cátedra como profesor titular de Derecho Penal en el DEPAL de la Pontificia Universidad Católica de Chile, como también en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Con anterioridad fue abogado del Servicio de Asistencia Jurídica del Colegio de Abogados, sección Criminal Central. Asimismo, fue profesor de las facultades de Derecho de las universidades Gabriela Mistral, Central y Finis Terrae. Actualmente dirige como Presidente, el Instituto de Ciencias Penales de Chile.

En ese rol de formador, lo recuerda el Docente y Defensor Penal Público de la V Región, Guillermo Améstica Zavala: «A estas alturas del siglo ya suena a lugar común, pero hubo una época en que no existían los webinars y poner un pie en la Corte requería una serie de ritos impensados en nuestra época telemática, comprar estampillas o abandonarse al humo con fruición, entre anuncio y anuncio, son placeres olvidados en el medioevo judicial. En ese contexto y en los albores del siglo, recorría la capital armado únicamente con una invitación. Provinciano, me asombraba con las construcciones, invadido por un extraño temor de conocer a don Carlos “el penalista”. Adivinando la importante misión, un dejo de temor me invadía ¿y si me ignora? ¿Si no me atiende? ¿si no encuentro la dirección? A la sazón, no era más que un estudiante apenas barnizado de conocimiento a punto de hablar con una de las voces más respetadas del foro nacional. El desenlace pueden imaginarlo, al abrirse la puerta fue todo amabilidad y una humildad inesperada, no faltaron las chanzas y la cita quedó pactada: expondría en el primer seminario de Derecho Penal y Procesal Penal organizado por estudiantes de nuestra Escuela, homenaje a don Tito Solari, por cierto. Varios lustros más tarde, miembro del máximo tribunal, la humildad de compartir con las nuevas generaciones de mantiene incólume, ahora no sólo desde la Segunda Sala, sino que también desde la marquesina virtual que entrega nuestro Círculo. Sobre las hazañas jurídicas, publicaciones y el sinnúmero de discípulos esparcidos por el país podrán hablar otros, baste llamar la atención sobre su protagonismo en posicionar a la Corte Suprema en el podio de la modernidad y la protección de los principios cardinales del Derecho Penal y con ello los derechos de las personas y su dignidad.»

Para el Ministro y Profesor de la Universidad de Antofagasta, Sr. Juan Opazo Lagos: «El ministro Künsemüller llegó a integrar el Poder Judicial como un penalista destacado, y con la sencillez que lo caracteriza  llevó aquel conocimiento académico a la solución de casos concretos, ahora desde la arista de la decisión jurisdiccional, buscando siempre la solución más justa a la luz de las normas y los principios de esta área del derecho, independiente de quien fuera el justiciable, siendo un gran referente de todos los que hemos trabajado en esta área de la judicatura. Sin dudas destaca en él, el gran amor que profesa por el derecho penal que lo llevó a dedicarle su vida, dejando gran huella plasmadas en sus sentencia para iluminar el camino a las siguientes generaciones.»

Quien fuera su ayudante en la cátedra de Derecho Penal, la fiscal Margarita Millares Márquez, señala: «Si  bien recuerdo que  él no parece sentirse muy cómodo con los halagos , ha llegado  el momento  de reconocer su  larga  y brillante trayectoria en sus dimensiones de Académico y Juez.  Lo conocí en el año 1990 siendo alumna de su cátedra, de inmediato se fue acrecentando mi gusto por el derecho penal,  en  gran medida  por la generosidad en la entrega de sus  conocimientos,   los que por cierto  nunca estuvieron desprovistos  de  razonamiento y reflexión.  Más tarde fui su ayudante por 15 años en la Cátedra de Derecho Penal en la Universidad Central, tarea que me acercó aún mas a  abrazar la  dimensión humana  del derecho penal. Hoy cuando a mi actuar lo rigen principios, claramente cuando pienso en  el  de objetividad,  recuerdo las enseñanzas de don Carlos y sus agudos aportes doctrinarios y jurisprudenciales que nos seguirán recordando a todos que aún tenemos a uno de los grandes entre nosotros. No me cabe duda que pronto lo veremos en sus tan apreciadas actividades académicas, siempre vigente y visionario.» 

El Sr. Carlos Künsemüller es autor de textos de consulta obligada en materia penal, entre ellos: «Las circunstancias atenuantes de la responsabilidad penal en el código chileno Doctrina, jurisprudencia, política criminal, derecho comparado». Editorial Tirant lo Blanch (2019); «El Derecho penal liberal. Los Principios Cardinales». Editorial Tirant lo Blanch. (2018), «Derecho penal y política criminal» (2012) y «Culpabilidad y pena». Editorial Jurídica de Chile, Santiago (2011). Además, colaboró con el libro «Circunstancias Atenuantes y Agravantes en el Código Penal Chileno», publicada por Ediciones Jurídicas de Santiago, obra coordinada por el Director del CTDP, don Manuel Ángel González Jara.

A nombre del Círculo Telemático de Derecho Penal, se le extendieron saludos por su trayectoria y término de su servicio al Poder Judicial de Chile.

Fuente: Portal del Poder Judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *